FLORES DE BACH

La enfermedad es producto del desequilibrio entre la mente y el cuerpo, el cual altera el campo energético del ser vivo. El organismo se enferma cuando hay sufrimiento psicológico y desorden emocional.

La energía de las flores actúa sobre las emociones.

Ayudan a que la persona tome conciencia de cuales de esas emociones predominan en su momento vital o en su personalidad y a partir de ahí, pueda sentir si su acción es negativa y percibirla entonces como contraproducente. Dando paso a la parte positiva de la misma, tomando consciencia de esta forma y sacando provecho a la experiencia como crecimiento de la persona, amplificando la visión, la creatividad y la capacidad de amar.