SONOTERAPIA

En el mundo todo está en constante vibración. Si nuestro cuerpo está en la correcta vibración todo se mantiene equilibrado y en salud, sin embargo si se produce una desarmonía pueden aparecer enfermedades y desajustes. 

Puesto que la frecuencia emitida por los cuencos Tibetanos es mucho mayor que la producida por nuestro cuerpo tienen la capacidad de cambiar y armonizar las frecuencias en disfunción, devolviéndolo a la armonía y al equilibrio.